Actividad

  • Carlos ha publicado una actualización hace 8 años, 2 meses

    Sólo vale la pena estudiar ética, cuando se tiene la intención del obrar ético. Quien tiene inteligencia que conoce y voluntad que decide podrá actuar en forma adecuada.
    La ética no es necesario estudiarla en los libros ni buscar definiciones que la describan, debe aprenderse en el actuar cotidiano, conmigo y para con los demás.
    Por eso me gusta el esfuerzo de las comunidades de indagación

    • Yo tengo una pregunta, quizás muy simple. ¿Si no es necesario estudiar ética, para qué enseñarla? Saludos 🙂

    • ¡Gran cuestión! Y sí, estaría en las mismas que @markotom. ¿Qué sentido tendría la enseñanza de la ética en la escuela?

    • Estas enseñando ética o estas conduciendo personas a sacar y construir condiciones éticas?

    • También dice el propósito de la asignatura: “el propósito no es que los estudiantes aprendan valores o que el profesor moralice… es que los estudiantes desarrollen conceptos, habilidades y actitudes” En ese sentido pienso que lo que nos dice @clport concuerda con el propósito, pues las Comunidades de Indagación, más que leer libros sobre valores, pretenden colaborar a que el estudiante practique aquello que es esencial para la convivencia cotidiana, por ejemplo: la escucha, el respeto, la participación y hasta la paciencia cuando alguien dice algo que no nos gusta

      • Dijera el viejo de Koenisberg: “mi problema no consiste en que no estés de acuerdo conmigo, es que no me entiendan” Creo que al opinar lo hice desde el propósito de la Comunidad de Indagación como yo lo entendí. He recibido clases de ética desde mis muy lejanas clases de Bachillerato, la he recibido en la facultad, así como también las he impartido. Insisto la forma como se trata de despertar el comportamiento ético en el alumno y muy probablemente la reflexión en el maestro en su comunidad no es meramente teorético sino como la ética debe ser ” eminentemente práctica”. Quien desee profundizar en la teoría el manual contiene una enorme y bien seleccionada bibliografía.

        • @clport Aprovecho para colocar la cita que me compartiste, que, parece estar muy ad hoc con lo que platicábamos:

          Kuno Fisher (2011) Vida de Kant. en Critica de la Razón Pura. p. 65. Buenos Aires. Losada

          “El fin que Kant seguía en sus explicaciones era el del profesor, y sobre todo del profesor de filosofía. Antes de propagar ideas propias, excitaba a sus discípulos el estimulo y les inclinaba al propio pensamiento. Mil veces dijo él desde lo alto de su cátedra, que no se viniera allí a aprender filosofía sino a filosofar. No era su objeto trasmitir resultados adquiridos, sino que delante de sus mismos oyentes procedía a la investigación, les hacia seguir la operación científica y brotar a sus ojos las concepciones justas, despertando de esta suerte en ellos la actividad del pensamiento y a la vez encadenando la atención del espíritu de los que le escuchaban”

          • Son muy valiosos sus aportaciones @victorflorencio @karlaalday y @clport. Pero lo que creo yo y @markotom señalábamos es que parece que la ECA podría ejercitarse fuera de la escuela. Y por lo menos yo estaría de acuerdo que no se trata de enseñar contenidos. Y por otra parte, Kant nos dejó ese problema de la relación de la filosofía con la escuela, pues fue uno de los que planeó meter a la filosofía en la universidad -antes como bien sabemos los filósofos eran salvajes y no institucionales. La cuestion con el ECA es que parece no necesitar escuela y poder generar saberes y actitudes en cualquier ámbito social.

            • Sí, pienso que la CdI podría funcionar (de hecho ha funcionado) en muchos más contextos que sólo la escuela, pero en la escuela adquiere ciertas particularidades.

      • ¿Y la ironía y la burla como herramientas filosóficas que se hallan en la tradición filosófica las dejamos fuera de la ECA @karlaalday?

        • @yierva La ironía al estilo Sócrates me parece una herramienta que hay que usar, aunque con cuidado. En cuanto a la burla, desde mi reflexión, es preferible evitarla, sobre todo en la docencia en el Medio Superior, donde los estudiantes son adolescentes que suelen ser más vulnerables que un estudiante de filosofía. Ahora que entre los doctorantes el aguante es esencial 😀

          • ¿Y la ironía cínica o la romántica? ¿El humor estoico y epicuro? ¿El ataque nietzscheano? ¿Esos tampoco? No entiendo por qué crees que son vulnerables los estudiantes de bachillerato… 😛